Rutas vall d aran

Rutas vall d aran

Vda utmb

Continuando por la N-230, la ruta llega a Pontau, donde es necesario desviarse y seguir la carretera hacia Canejan. El camino hasta esta aldea es empinado y estrecho y no es posible subirlo en autocar. Por el camino, es posible incluso cruzarse con rebaños de cabras. Canejan es una “Vila Florida” (parte de una asociación que se enorgullece de sus plantas ornamentales).
Una vez en Canejan, es posible dejar los vehículos en el pequeño aparcamiento de su entrada. A partir de ahí, se recomienda a los visitantes continuar a pie por las calles empedradas. Desde el mirador se puede disfrutar de vistas panorámicas sobre la Era Lana de Les y el macizo de La Maladeta. En este caserío de 45-50 habitantes hay 2 restaurantes, pero innumerables lugares en los que tomar unas fotografías realmente increíbles. En las cercanías había una fundición de hierro, lo que explica que Canejan tuviera en su día más de 500 habitantes.
La importancia de Canejan en la ruta de los Perseguidos y Salvados radica en que cientos de refugiados llegaron allí por diferentes caminos que partían del departamento francés de Haute-Garonne. Sólo en 1943, unos 500 refugiados fueron detenidos por la Guardia Civil, siendo muchos de ellos judíos.

Vielha

Además del esquí alpino, se pueden practicar otros deportes de invierno, como las distintas modalidades de snowboard, que se ha hecho muy popular en los últimos años, y el esquí nórdico, con un circuito de cuarenta kilómetros por la zona de Beret.
El especial clima atlántico del valle y su situación, rodeada de altas cumbres, proporcionan a los amantes de la naturaleza una enorme riqueza vegetal y animal: prados alpinos y roquedos, bosques de pino negro, abeto, haya y roble; poblaciones de cabras montesas, quebrantahuesos, perdices blancas, lechuza de Tengmalm, etc.
El senderismo aquí implica algunos de los paseos más emblemáticos, dos senderos de gran recorrido que rodean el valle: el GR 10 al norte y el GR 11 al sur. Además, el GR 211, o circuito del Val, y la red de senderos permiten a los excursionistas adentrarse en la región por caminos totalmente señalizados. Los visitantes que caminan en grupos familiares o que tienen menos experiencia en el senderismo de montaña pueden elegir entre diez rutas diseñadas para conocer el valle sin ninguna dificultad técnica.

Val aran

Hay muchas razones por las que la Val d’Aran es tan distintiva. Se le conoce como el “valle de los valles”, ya que su propio nombre, Aran, significa valle en euskera antiguo.  Tiene un clima atlántico único, bosques salvajes, montañas que alcanzan los 3.000 metros de altura, y cuenta con un montón de actividades que ofrecer durante todo el año.
Una de las joyas de la Val d’Aran son sus montañas y sus alrededores. Hay cientos de rutas para descubrir por los lugares más mágicos del valle, como la Artiga de Lin. Aquí encontrarás “Uelhs deth Joeu”, una impresionante cascada que emerge del Aneto, la montaña más alta de los Pirineos, tras recorrer 4 km bajo tierra en la montaña.
Celebramos tradiciones como las Fiestas del Fuego, declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO en 2015. Cada año, el 23 de junio, se quema un abeto de 12 metros de altura en los pueblos de Les y Arties. Las cenizas son recogidas por los ciudadanos de la zona como signo de fertilidad y son utilizadas en sus trabajos de campo.
Otra particularidad cultural es nuestra propia lengua, el aranés, que procede del gascón, una variedad del romance que se habla en el suroeste de Francia.  El aranés lo hablan menos de 6.000 personas, pero tiene gran influencia en el territorio, y se considera una seña de identidad de los habitantes de la Val d’Aran.

Ultra trail pyrénées

Tambien habrá ocasión para conocer las plantas medicinales del Valle a través de dos talleres que se llevarán a cabo, y de apuntarse a una observación astronómica de nuestro cielo. Asimismo, los participantes saborearán los productos locales con las degustaciones que han preparado los productores araneses: quesos, cerveza artesana, embutidos, dulces, pintxos especiales, una delicia después del esfuerzo.  Sin olvidar la visita al parque de fauna del Aran Park en Bossost, la cultura en las iglesias románicas del valle y sus museos, y la relajación en las aguas termales de Arties.
Del 24 al 30 de agosto tendrá lugar la tercera edición del Val d’Aran Walking Festival, el gran evento senderista de la Val d’Aran. Caminantes y amantes de la naturaleza de todo el mundo acuden cada año a disfrutar de los paisajes, la cultura, el patrimonio y la gastronomía de Arán. Un equipo de guías profesionales se encarga de dirigir las rutas por lugares emblemáticos.
En esta tercera edición se han diseñado 27 rutas de senderismo de montaña de diferentes niveles y recorridos, y 5 rutas de senderismo temáticas, una de ellas nocturna. Los paquetes incluyen todos los servicios y actividades del Festival y pueden ser para toda la semana, 5, 4, 3 días o un fin de semana.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad