Invasion japonesa de corea

Invasion japonesa de corea

Resultados de las invasiones japonesas de corea

Las invasiones japonesas de Corea fueron una serie de incursiones en Corea por parte del shogunato Toyotomi. Corea iba a ser la primera conquista de ultramar para el Japón de Hideyoshi Hashiba, y una cabeza de puente para una invasión de China al norte. Pero, valientes, ingeniosos y resistentes, los coreanos rechazaron a los invasores, no una, sino dos veces, destruyendo así las ambiciones imperiales de Hideyoshi.
El rey Wang Kon de Koguryo había unido los Tres Reinos de Corea (Kogurgo, Pakeche y Silla) en el siglo X. El gobernante mongol de China, Kublai Khan, había tramado el ascenso del rey Wongjong, pero el país había logrado mantener una gran autonomía.
La dinastía Choson había tomado el poder en un golpe de estado en 1392: era imparcial en su afán centralizador. Atacando los antiguos privilegios de las familias aristocráticas del país, construyó su propia autoridad a costa de ellas. Sin embargo, a mediados del siglo XVI, su dominio sobre la sociedad se fue debilitando lentamente a medida que empezaban a surgir facciones rivales.
Fue precisamente en esta época cuando Japón se unió bajo el mando de Hideyoshi Hashiba. Tras convertir su país, dividido durante mucho tiempo, en una sola nación-estado, soñaba con construir un imperio en el extranjero. A un paso de Kyushu -la isla más meridional de Japón-, Corea no era sólo un premio en sí misma, sino un trampolín para una posible conquista de la China Ming.

Invasión japonesa de corea en 1931

Gwon Yul (coreano: 권율; Hanja:  權慄; 28 de diciembre de 1537 – 6 de julio de 1599) fue un general del ejército coreano y comandante en jefe (도원수; 導元帥) de la dinastía Joseon, que dirigió con éxito las fuerzas coreanas contra Japón durante las invasiones niponas de Corea (임진왜란). Se le conoce sobre todo por la batalla de Haengju (행주대첩; 幸州大捷), en la que derrotó a una fuerza atacante de unos 30.000 japoneses con 2.800 soldados.
Tras la invasión japonesa de Corea en 1592, Lee Gwang-gwan y Kwokyeong, una patrulla norcoreana de la provincia de Jeolla, se unieron al ejército de unas 40.000 personas. Después, fue destinado a Namwon, donde reunió a más de 1.000 soldados voluntarios y fue ascendido a una pequeña división de Dakage, Kobayakawa, Japón.
Además, durante la invasión norcoreana, se situó en la fortaleza de Dongwangsansan, en Suwon, y construyó una posición fuerte, pero el ejército se vio envuelto en una guerra de tierra y en una guerra de guerrillas. En 1593, dividió sus fuerzas y ordenó a SeonguI, el subcomandante, que llevara el ejército a la montaña Kimchusan y luego cruzara el río Han con 2.800 soldados. Fue destituido por la eliminación sumaria de un sargento de policía después de obtener su título en el campo, pero volvió a ser nombrado juez de la familia Han y fue nombrado oficial de policía en 1596. Cuando estalló Jeong Yu-jaran en 1597, se vio obligado a abandonar Ulsan con el emperador de Ming para bloquear el norte del enemigo, pero de repente se retiró como comandante de la dinastía Ming.

Leer más -->   Donde comer en sol

Corea del sur

Durante más de 15 siglos, la relación entre Japón y Corea se caracterizó por los intercambios culturales, el comercio económico, el contacto político y los enfrentamientos militares, todo lo cual subyace en sus relaciones aún hoy. Durante la época antigua, los intercambios de culturas e ideas entre Japón y Asia continental eran habituales a través de la migración por la península de Corea, y el contacto diplomático y el comercio entre ambos.
Las relaciones diplomáticas entre Japón y Corea del Sur se establecieron en 1965. A principios de la década de 2000, la relación entre Japón y Corea del Sur se agravó cuando el primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, visitó el santuario de Yasukuni cada año durante su mandato. Además, siguen existiendo conflictos por las reivindicaciones de las Rocas de Liancourt (conocidas en Corea como «Dokdo»), un grupo de pequeños islotes cerca de la isla coreana de Ulleungdo y de las Islas Oki, que pertenecen a Japón.
Bilateralmente y a través de las Conversaciones de las Seis Partes, Corea del Norte y Japón siguen discutiendo el caso de los ciudadanos japoneses secuestrados por el gobierno norcoreano durante las décadas de 1970 y 1980, aunque no existen relaciones diplomáticas entre ambos; Japón no reconoce a Corea del Norte como Estado soberano.

Leer más -->   Q hacer hoy en sevilla

Cómo se independizó corea de japón

Yi Eok-gi (3 de septiembre de 1561 – 27 de agosto de 1597) fue el comandante de la Flota de Jeolla Oriental y más tarde llegó a ser el comandante de la Flota de Jeolla Occidental. A la edad de 32 años, a pesar de ser 15 años más joven que el Comandante Naval Supremo Yi Sun-sin, Yi Eok-gi se convirtió en su comandante y compañero de mayor confianza durante la Guerra de los Siete Años[1]. Yi Eok-gi acabó muriendo en la devastadora Batalla del Estrecho de Chilcheollyang mientras ayudaba a Won Gyun, el Comandante Naval de toda la armada coreana en aquella época.
Yi dirigió una flotilla de 40 barcos junto a Yi Sun Sin y Won Gyun durante la batalla de Tanghangpo, la de Hansan-do, la de Angolpo, la primera batalla del puerto de Busan (1592) y la de Unchong. Recibió un ascenso y un reconocimiento especial por tener un papel importante en la destrucción de una flotilla japonesa durante la batalla de Hansan-do[2].
La orden de atacar a los japoneses cerca de Busan partió del propio rey Seonjo. El ataque a una fuerza japonesa atrincherada fue visto por la armada coreana e incluso por algunos dentro del gobierno como una misión suicida; de hecho, Yi Sun Sin fue destituido en gran medida por desafiar esta orden de ataque. El faccionalismo en la corte de Seonjo empujó al sustituto de Yi Sun Sin, un Won Gyun igualmente poco entusiasta, a seguir adelante con la orden. El 20 de agosto de 1597, un inepto Won Gyun condujo a la flotilla de 200 barcos en una larga fila y hacia una emboscada japonesa de 1.000 barcos frente a la costa de Cholyong-do. Ya era de noche y Won Kyun y Yi Eok-gi, ambos poco acostumbrados a luchar de noche, se vieron obligados a replegar sus agotadas tripulaciones varias veces mientras los japoneses intentaban cerrar su trampa. Los comandantes huyeron al estrecho de Chilcheollyang, donde fueron aplastados por el avance de la armada japonesa. Mientras los japoneses destruían la flota coreana, Won Gyun huyó, pero Yi Eok-gi se negó a marcharse, luchando hasta que finalmente se lanzó a las aguas para morir[3].

Leer más -->   Como llegar a cazorla
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad